El servicio de vigilancias en ferias, congresos, hoteles, zonas privadas y áreas comerciales es un tipo de investigación establecida en la Ley de Seguridad y dentro de las funciones de un detective privado.


Con ello lo que se pretende es la prevención en la comisión de delitos así como con control de todas las personas en el interior de los mismos.


Para ello los detectives pasan como meros integrantes de dichos lugares para poder pasar desapercibidos y poder conseguir los objetivos pretendidos.